Escultor Antequerano Antonio del Castillo 1635-1704

Se trata de un estudio monográfico sobre la vida y la obra del escultor-imaginero Antonio del Castillo, activo en Antequera en la segunda mitad del siglo XVII y primeros años de la siguiente centuria. El volumen cuenta con 152 páginas y un formato de 24 x 17 centímetros. Incluye 129 ilustraciones a todo color y su precio es de 20 euros.
En la producción de este escultor destacan sus facetas como maestro entallador y como escultor propiamente dicho. En el presente estudio, que tiene carácter de divulgación universitaria, se estudia su obra dispersa por las actuales provincias de Málaga y sur de Córdoba, destacando el corpus de esculturas conservado en la ciudad de Antequera. Fue hijo del también escultor antequerano Juan Bautista del Castillo, advirtiéndose influencias en su obra de los grandes maestros Pedro de Mena y de José de Mora, creyéndose que participó junto al primero de ellos en la ejecución de los cuarenta tableros del coro de la catedral de Málaga durante u n periodo de dos años. En su faceta como maestro entallador destaca el monumental Triunfo procesional de la Virgen de la Paz, de la Cofradía homónima de Antequera, que realizó el año 1682 y que aún se utiliza en la noche del viernes santo. Sabemos que realizó algunos retablos pero éstos no han sido identificados con certeza.
Como imaginero creó un modelo de dolorosa de vestir, en origen de medio cuerpo y para el culto doméstico, que debió tener un enorme éxito en su tiempo como se demuestra por el gran número de piezas conservadas (Priorísima del Museo Conventual de las Descalzas de Antequera, Virgen de la Divina Providencia en la iglesia del Sagrario de Málaga, Virgen del Mayor Dolor de la parroquia de la Asunción de Cabra, Virgen de la Soledad de Mena de Santo Domingo de Málaga, etc.).
En cuanto a las representaciones de Cristo, aparte la etapa de infancia en la que destaca la imagen de Niño Perdido de la Cofradía de la Paz de antequera, resultan del mayor interés las series de Nazarenos ( Nazareno de Benamejí documentado en 1695, Nazareno de Aguilar de la Frontera, Nazareno de Iznájar, Nazareno de Almedinilla, etc.) y Crucificados (Cristo de la Vía Sacra de Humilladero, Cristo de la Misericordia de la parroquia de San Pedro de Antequera y otros de tamaño académico conservados en su ciudad).
En la presente publicación se estudian otras diversas iconografías, aunque ejemplificadas en piezas atribuidas.
El estilo de Antonio del Castillo es fiel a su época, participando de las etapas finales del Barroco castizo andaluz y de los nuevos aires del barroquismo dieciochesco, de un menor dramatismo y una mayor búsqueda de la belleza idealizada.

Categoría:

4,81

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Escultor Antequerano Antonio del Castillo 1635-1704”